¿Conoces a Angela Davis?

Foto: El Nacional

¿Quién es Angela Davis? Davis, es una activista y filósofa famosa. Su trabajo es ampliamente reconocido tanto en la academia como en el activismo, debido al entrecruzamiento que establece entre el feminismo, antipunitivismo y antirracismo.

Vida personal

Angela nace el 26 de enero de 1944 en Birmingham, Alabama que se encontraba bajo las leyes de Jim Crow que imponían la segregación racial. Su padre era profesor de historia en la secundaria y su madre maestra de escuela primaria. Ambos eran activistas por los derechos civiles de las personas negras y participaron del NAAP.

Ella creció en una zona llamada Colina Dinamita, que había adquirido ese nombre tras ser el lugar con mayor número de casas de afroamericanos dinamitadas por el Ku Klux Klan.

A sus 14 años gana una beca que ofrecía la posibilidad de estudiar en instituciones para blancos a alumnos brillantes de la comunidad afrodescendiente del sur del país. Gracias a esta beca se muda a Nueva York y se gradúa en pedagogía progresista.

Su llegada a Nueva York marca un antes y un después en el resto de su vida. Aprende sobre socialismo y empieza militar por primera vez en una organización juvenil marxista leninista. Sus lecturas la llevan a insertar los problemas de la población negra dentro de un problema más amplio que es el de la clase obrera.

Estudios y Activismo

En 1962 es premiada con una beca para estudiar en la Universidad de Brandeis en Massachusetts. Ella es una de las 3 únicas estudiantes afroamericanas de primer año. En su universidad conoce a Herbert Marcuse, marxista de la Escuela de Frankfurt, con quien trabaja y discute sobre la militancia estudiantil.

Como mujer negra, sus reflexiones feministas siempre se vieron atravesadas por la defensa de los derechos de las personas afrodescendientes. Y su activismo en contra del racismo en Estados Unidos la impulsó a investigar sobre les jóvenes encarcelados y la historia de la cárcel.

Ella reconoce que las violencias que viven las mujeres en Estados Unidos no pueden dejar de estar pensadas a través de ejes como el racismo y clasismo que determinan las relaciones sociales y el modo en que ciertas identidades son el blanco de las violencias.

Su recorrido como profesional y como activista, la posiciona en contra de iniciativas que buscan fortalecer el sistema penal y la persecución de personas en manos de la policía. Porque reconocen la ligazón que existe entre el discurso criminológico y el control de los roles socialmente establecidos.

Foto: Clarin

En su trabajo “Son obsoletas las prisiones” realiza un estudio que evidencia la relación entre la abolición de la esclavitud con la expansión de la industria carcelaria y la creación de múltiples leyes penales que estaban dirigidas a los hombres negros.

Ella menciona cómo luego de abolición de la esclavitud se aprobaron nuevas legislaciones que modificaban los Slave Codes para regular el comportamiento de las personas negras libres de forma similar a lo que había existido durante el sistema esclavista.

Los nuevos Black Codes [Códigos Negros] proscribían un rango de acciones (tales como vagancia, ausencia del trabajo, violación de contratos de trabajo, posesión de armas de fuego, y gestos o actos insultantes) que eran criminalizados solo si la persona que lo hacía era negra.

Foto: Clarin

Hasta el día de hoy Angela sigue defendiéndose a las personas marginalizadas y más débiles de nuestra sociedad. A su vez sigue trabajando activamente, participando de conferencias y congresos al rededor del mundo con el objetivo de denunciar el negocio del complejo carcelario que destina dinero para crear más carceles y meter a las personas pobres, de color y mas vulnerables de nuestra sociedad en la carceles.


Ver también: