Daniela Franco García: “lo que se está viviendo en Colombia es histórico”

Foto: Daniela Franco García

Daniela Franco García es la directora de Comunicaciones en Colombia Diversa. Es periodista con ocho años de experiencia en medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales.

Hablamos con ella de la historia de Colombia Diversa, de los derechos de las personas LGBT, actualidad en Colombia y mucho más.

Quizás la mejor manera de comenzar es contándome la historia de Colombia Diversa..

Yo llevo trabajando 5 años en Colombia Diversa, pero la organización nació en 2004 gracias a dos personas: un hombre gay que se llama Virgilio Barco y una mujer lesbiana que se llama Marcela Sánchez, que es la Directora Ejecutiva. Ellos observaban que había muchas organizaciones de base que hacían trabajo comunitario pero que faltaba una organización que piense estrategias para la conquistas de derechos que en ese momento no estaban reconocidos legalmente.

Todo comienza en una oficina muy pequeña de un solo cuarto. Es muy curioso porque la oficina en la que estamos actualmente todavía incluye ese cuarto pero ahora nos hemos agrandado.

Ellos dicen: bueno, no podemos arrancar por algo tan escandaloso para ese momento, como lo es el matrimonio o la adopción para personas lgbt, pero si podemos arrancar con algo que – tal vez – la gente le parezca “menos indignante” y que son los derechos patrimoniales de las parejas LGBT. En ese entonces había un montón de historias demasiado tristes porque sucedía que fallecía alguna de las personas de la pareja y las familias llegaban a reclamar todo porque decían: no, era la roommate. Y la gente se quedaba en la calle. Entonces empezaron por historias así, aunque, debo hacer este paréntesis, si bien estamos hablando del 2004 sigue sucediendo.

Así nació entonces la idea de Colombia Diversa como una organización de litigio estratégico. Y empezaron a trabajar, en ese entonces, en compañía de Universidades y estudiantes de derecho de últimos semestres sobre derechos patrimoniales, luego siguieron con casos de adopción… Bueno hasta hoy, la verdad es que Colombia – al igual que Argentina – debe ser uno de los países más avanzados en materia de derechos para personas lgbt, pero lastimosamente esto se cumple únicamente en los papeles. Actualmente, Colombia no está bien en temas de derechos

El año pasado en diciembre vimos como un Juez – aún cuando el matrimonio igualitario es legal desde 2013 y la Corte Constitucional lo ratificó en 2016 – no quiso casar a una pareja de lesbianas. Y vemos que pasan cosas así muy seguido, pero bueno digamos que la primera lucha era en lo legal y Colombia diversa nace como una organización de litigio estratégico que con el tiempo ha ido consiguiendo varios “triunfos” ( lo digo entre comillas porque pues no deberían ser un triunfo pero pues bueno).

Quizás uno de los más recientes es el caso de Sergio Urrego. Un niño que sufrió discriminación en su colegio por ser gay y no lo dejaban entrar al salón, lo acosaron pero no sólo sus compañeros, sino también las directivas. La misma directora del colegio obligó a los familiares de su pareja – porque él tenía una pareja con otro niño – a que lo denunciaran por acoso. Sergio era un niño muy chiquito, muy inteligente, que se encontraba terminando su colegio denunciado por acoso, con una serie acosos por parte de la psicóloga de la directiva.  Y este niño en un momento no aguanto más y se suicidó.

Caso Sergio Urrego: se archiva proceso por discriminación contra Amanda Castillo, exrectora Gimnasio Castillo Campestre

Es un caso digamos que histórico porque dio cuenta que en los colegios no había manuales de convivencia incluyente. Lastimosamente los anti-derechos luego lideraron una campaña que ha opacado terriblemente esto. Es como la misma campaña que se viene haciendo en diferentes países de “con mis hijos no te metas”, se inventaron unas cartillas homosexualizadoras que terminó en la renuncia de la Ministra de Educación, que en ese momento además era lesbiana.

Ahora también desde Colombia Diversa trabajamos temas de paz, temas de conflicto armado, pues atendiendo temas de Justicia Transicional que es lo que estamos viviendo ahorita en Colombia. Tenemos también temas de educación pues queremos crear un componente que permita cambiar el chip de la gente. Porque ya tenemos derechos ganados pero creemos que es necesario ahora un componente más de comunicación y organización.

Claro, justamente acá en Argentina el panorama es el mismo. Somos un país pionero en términos de legislación (como la ley de identidad de género o ciertas figuras penales), sin embargo, la realidad de una gran porción de la sociedad no cambia. Entonces sucede lo mismo y la pregunta es cómo saldar esa distancia entre el reconocimiento formal y la materialización de esos derechos.

Claro, sí, justamente la realidad de las personas.

Y bueno, un poco mi siguiente pregunta viene por ese lado, porque estudiando sus informes observo que unos de los mayores problemas que ustedes registran es la violencia policial, institucional, entonces veo como un problema entre las estrategias que buscan lograr el reconocimiento de ciertas leyes cuando el mayor problema es el Estado. Entonces me preguntaba qué tipos de estrategias llevan adelante para este tipo de violencia

Bueno pues realmente no es fácil nosotros tratamos de hacer esta documentación digamos de casos. Nosotros ahoritica en Colombia estamos como en un estallido social y junto con este estallido social ha quedado en evidencia que la violencia policial es algo terrible. Lo que nosotros vivimos este año en Colombia fue como histórico porque antes había violencia policial pero tú veías que la policía al menos se esmeraba por ocultarlo pero ahorita en este estallido social fue de frente, de disparo de frente.

Eso coincide mucho con nuestro reportes que analizan datos de 2020 en el que mostramos que las cifras habían aumentado exponencialmente. Y lo que más nos preocupó es que el 2020 fue el año con la cifra más alta de asesinatos de personas lgbt. Entonces nosotros veníamos registrando como una cifra constante todos los años, que igual era preocupante porque la tasa de homicidios de personas lgbt se sostenía, sin embargo en 2020 las cifras casi que se duplicaron en términos de amenazas, en términos de homicidios, en violencia policial…

Tú veías que en el 2019 se asesinaron 107 personas – según nuestros registros- y en 2020 encontramos que fueron 226 (e imagínate el subregistro). Entonces nosotros tenemos reuniones todo el tiempo con organismos estatales para darles a conocer la necesidad de que ellos tengan políticas con enfoque de género. Porque digamos que ellos se vanaglorian de sacar políticas pero realmente al final tú ves que las políticas no tienen un enfoque de género. Por ejemplo, no existe un registro adecuado de si tú eres lesbiana y si te mataron por eso, o puede ser que mataron a una mujer trans y la anotan como el asesinato de un hombre. No tienen esa investigación exacta con esos enfoques y nosotros todo el tiempo nos esmeramos por hacer incidencia en medios de comunicación para que ellos se sientan presionados.

2020, el año con la cifra más alta de violencia policial, asesinatos y amenazas contra personas LGBT

Actualmente con la visita que hizo la CIDH a Colombia por todo el estallido social tratamos de llevar todos estos informes e investigaciones para que siempre se tenga en cuenta esto. Pero lo que te digo no es una tarea fácil o sea como que por un lado es con el Estado y por el otro es con la gente, que todavía le sigue pareciendo normal cierto tipo de conductas violentas en contra de las personas lgbt.

¿Y qué otras alianzas tienen, que no sean con organismos estatales, para acabar con la violencia institucional?

Colombia Diversa funciona sobre todo por proyectos de cooperación internacional. Gracias a estos proyectos de cooperación internacional es que nosotros podemos formular proyectos y alianzas con ellos que son quienes nos financian. Tenemos proyectos con la Unión Europea, con una organización que se llama Focus, que financia temas de paz y así apuntamos como por diferentes ángulos. Por ejemplo, con Focus trabajamos temas de paz y hacemos informes y comentamos casos de personas lgbt víctimas del conflicto armado y los llevamos a la jurisdicción especial para la paz. Que es como el organismo de Justicia Transicional acá, en estos momentos.

Nosotros tratamos de registrar a las personas LGBT para demostrar que sí hubo una política de eliminación de estas personas.Y esto claro, sucede principalmente en zonas rurales porque una cosa es acá en la ciudad y otra cosa en la zonas rurales. Porque lo que sucede con las personas LGBT es terrible.

Por otro lado, tenemos recursos de financiación de la Unión Europea en los que hacemos muchas cosas. Hacemos estudios para ver cómo combatir a los anti-derechos que quieren dar marcha atrás a todos nuestros derechos, cómo llegarle a la gente, qué estrategias de comunicaciones usan ellos para convencer a tanta gente con fake news y cómo hacemos para convencer a la gente con noticias reales.

Son muchos los proyectos si bien seguimos haciendo litigio estratégico también asesoramos a la gente y cuando sus derechos no son materializados, los asesoramos legalmente. También nos financian campañas de comunicación porque lo que tú hablas como que tenemos muchos derechos en el papel pero falta sensibilizar a la gente. Entonces, por ejemplo a principios de 2020 lanzamos una campaña desde una página web que se llama Celeste.

Fue una apuesta a un proyecto en donde no aparece nada lgbt, ni banderas, tú recién al final de todo la ruta en esa página te encuentras con que esto era algo lgbt. Y el objetivo es justamente sensibilizar a la gente. Entonces tú entras a la página web y haces como un test de que te gusta y te dice cuál es tu estrella en el cielo y como que haces un match con una persona. Luego, lees quién era esa persona y al final te enteras que era lgbt y está muerta y que era como tú básicamente.

Hicimos también una exposición artística en la que se busca que la gente experimente ciertas sensaciones, en la que te interpelaba porque veías amenazas o cosas así como palabras grotescas y luego se convertía en un espejo y te decía ¿en qué momento tu has dicho esto o has escuchado y te has quedado callado?

Son ese tipo de alianzas que hacemos en las que buscamos dar cabida a todo este tipo de cosas en las que intentamos atacar desde diferentes ángulos que es la discriminación y la homofobia en Colombia.

La sede de Colombia Diversa se encuentra en Bogotá ¿Cómo es el trabajo que ustedes realizan en las zonas rurales?

Nosotros sí tenemos trabajo en la región; por ejemplo, cuando trabajamos con organizaciones de conflicto armado establecemos alianzas con estas organizaciones – digamos – más pequeñas y hacemos como cosas para hacerlas crecer. En este sentido ofrecemos desde asesoramiento legal a organizaciones y gente para que pueda constituirse formalmente. También ofrecemos talleres de comunicación o cualquier cosa que los pueda ayudar a mejorar, a conformarse de una manera más sólida. Ya que somos una organización multidisciplinaria, contamos con distintos especialistas que están en contacto constante con estas organizaciones para lo que necesitan y se puedan llevar de la experiencia Colombia Diversa. Actualmente, contamos con talleres que se llaman Empodera, que justamente tienen este objetivo.

La realidad es que es muy diferente en cada región, donde las cosas todavía están muy atrasadas. Hay regiones más machistas que otras, más violentas que otras, entonces estamos en constante diálogo con organizaciones más pequeñas para que logren subir y volverse más importantes y poderosas.

Por último, volviendo un poco al momento de estallido social que se está viviendo en Colombia, te quería preguntar acerca de unas de las imágenes que más ha recorrido el mundo que es la de las chicas haciendo voguing en medio de la protesta y de los policías que buscaban limpiar la plaza.

Si, eso fue muy lindo, nunca me lo hubiera imaginado. Las trans aca en Bogotá han tenido un activismo muy creativo. En Colombia Diversa, yo digo que hacemos el trabajo aburrido pero necesario. Pero las chicas trans, sobre todo las trabajadoras sexuales han tenido un activismo súper divertido y son muy creativas.

Acá hay un plato típico que es el Sancocho y ellas hacen un Transcocho y hacen una olla comunitaria en la que la gente va y comen Sancocho. Y hacen muchas cosas así, como por ejemplo empezaron a crear grupos de Voguing con toda la connotación política que eso tiene y crearon incluso una campaña que se llama Toloposungo. Que yo siempre me preguntaba ¿qué quiere decir eso? quiere decir que toda la policía es una gonorrea. Y ellas van a las marchas, se meten ahí y quitan a la policía.

Todo esto fue muy lindo porque recuerdo que un medio de comunicación aquí que se llama El Tiempo pone: siguen las marchas y “llega la población lgbt a las marchas” y eso para me dijo algo aquí adentro. Porque cuando llega la minga indígena se hace la noticia “llegó la minga indígena” porque es re importante; y que pusieran eso de “llegaron las trans a la marcha” se me hacía ver a Marsha P Johnson liderando las marchas. Y ver que la gente que marcha es como la que está al lado nuestro lado.

Fue muy bonito y para mí también hizo click algo ya que este estallido social es incluyente, es feminista, es un estallido social que busca justicia y eso me parece que está diciendo mucho y yo sí creo que en los libros de historia esto se va a escribir en algún momento.

Yo no creo que lo que pasa en Colombia vaya a cambiar a corto plazo. Lo que pasa en Colombia tiene que ver con problemas estructurales históricos. Pero ver que ahora pasa esto, ver que la gente saca sus cacerolas, incluso hubo una marcha que era de abuelitos, no eran muchos, pero eran abuelitos con bastón diciendo queremos justicia social… Entonces uno va viendo que algo está pasando y de la mano de todas las personas lgbt, de la mano de las mujeres y de los buenos digamos jajaja.