La diferencia entre cruelty free y apto vegano

Foto: Business Insider Mexico

Existe desde siempre la idea errónea de que todo producto cruelty free es apto vegano. La verdad es que no precisamente. Puede no haber sido testado en animales, pero contener ingredientes de origen animal. De la misma manera, puede que un producto marcado como vegano haya sido probado en animales. Lógicamente, si quieres un cosmético 100% ético, debes asegurarte que sea vegano y cruelty-free a la vez.

Partamos de lo primero ¿qué es el veganismo? según The Vegan Society, la primera organización en el mundo en acuñar el término, se entiende veganismo como:

“una forma de vida que busca excluir, en la medida de lo posible y practicable, todas las formas de explotación y crueldad hacia los animales para alimentación, vestimenta o cualquier otro propósito”.

En este sentido todas las personas veganas comparten una dieta a base de plantas que evita cualquier alimento de origen animal como la carne, los lácteos, el huevo, la miel así como también productos probados en animales.

Entonces ¿cuál es la diferencia entre un producto cruelty-free y uno vegano? Un producto vegano es un producto que no contiene ingredientes de origen animal, ni derivados. Por otro lado, el producto cruelty-free es un producto que no ha sido testado en animales.

Muchas veces existen confusiones acerca de qué productos no son veganos. Aquí van algunos de los ingredientes que no son veganos: cera de abeja, miel, ácido caprílico, ácido esteárico, ácido linoleico, aceite de emú, aceite de pescado, aceite marino, alantoína, albumen y albúmina, esteroles, almizcle, ámbar gris, carmín o cochinilla, caseína, colágeno, elastina, escualano, palmitato de cetilo, guanina, jalea real, L-cisteína, leche, lanolina, placenta, pristano, propóleos, keratina, quitosano, seda y shellac.

Es probable que alguna de tus marcas favoritas los tengan, pero en su forma sintética o vegetal. Para identificarlo, lee las etiquetas, infórmate sobre el producto y revisa que estos ingredientes no provengan de animales, sino de plantas, semillas o fórmulas de laboratorio.

¿Por qué debemos dejar de utilizar productos testeados en animales?

Las pruebas con animales son poco éticas, dolorosas, innecesarias y costosas. Los animales son expuestos a pruebas horrorosas que los torturan. Son quemados, envenenados y abusados en laboratorios alrededor del mundo cada día.

Una cifra alarmante revela que solamente en Estados Unidos se estima que se utilizan más de 100 millones de animales incluyendo perros, monos, gatos, conejos y ratas cada año para realizar testeos. Estos animales pasan toda la vida solos en una jaula con miedo y dolor mientras son torturados. Muchos nunca ven la luz del sol, pues nacen allí y tan pronto terminan las pruebas son asesinados.

Esto se vio reflejado luego de que el crudo cortometraje “Save Ralph” diera la vuelta al mundo y visibilizara la realidad detrás de los productos cosméticos que testean en animales, generando el debate sobre el uso de animales y la necesidad de optar por productos cruelty free.

Por suerte, en varias partes del mundo se ha prohibido la venta de productos cosméticos que hayan sido testados en animales. Los países que ya son cruelty-free en materia de cosméticos incluyen a: Países de la Unión Europea, India, Corea del Sur, Guatemala, Taiwan, Nueva Zelanda, Israel y Turquía. En Argentina, ninguna ley obstaculiza que se realicen ensayos con animales.

Pero está bueno tener en cuenta que una marca puede ser cruelty free, pero no vegana al usar ingredientes o derivados de origen animal (como la miel). O una marca puede ser vegana al utilizar componentes libres de origen animal, pero puede que no sea cruelty free al involucrar testeo en sus procesos.

Una de las preguntas que nos hacemos es ¿quién certifica que ese producto es cruelty free? Existen solo ocho organizaciones que pueden certificar marcas como libres de testeo animal: Peta (EEUU), Cruelty Free International y programa “Leaping Bunny”; Choose Cruelty Free (Australia), Acene (España), BDIH (Alemania), Natrue (Europa), One Voice (Francia) y Te Protejo (Chile). (Fuente: Te Protejo).

Por otra parte, el sello vegano mundialmente son solo dos: The Vegan Society (UK), PETA (EE.UU). En Chile, la única organización certificadora es Fundación Vegetarianos Hoy. Algunas marcas que son certificadas como cruelty free son CAPILATIS, DOVE, GARNIER, HERBAL ESSENCE, NATURA, NATURALOE, SKALA EXPERT.

Lamentablemente en la actualidad aún existen grandes marcas que testean en animales. La organización internacional PETA elaboró una lista de marcas que testan en animales, entre las que cabe destacar: Bobbi Brown, Burberry, Chanel, Clinique, Dior, Guerlain, L' Oreal, Rimmel London, MAC, Victoria's Secret, Scott, Clorox, Listerine, Bioderma, Ponds, Dolce & Gabanna, Johnson & Johnson, Mary Kay, Max Factor, Maybelline, Revlon, Sephora Collection, Vaseline,Versace,Yvest Rocher, Yves Saint Laurent entre muchas otras mas.

Muchas súper estrellas se suman a esta movida vegana y cruelty free, como es el caso de Billie Eilish. La cantante lució un vestido diseñado por Oscar de la Renta color nude de tules y gasas en la Met Gala 2021. La gran negociación entre la joven cantante y el diseñador fue que éste no use más animales en sus diseños.

«Cuando el equipo de Billie me comunicó que ella no trabajaría con ninguna firma que no fuera cruelty free me dí cuenta que era un buen momento para parar y reflexionar. Pensé mucho en las palabras de Óscar. Su mayor preocupación era que su mirada en el negocio envejeciera», comentaba Alex Bolen, director ejecutivo de la marca, a la revista Vogue. «Me recordó que debía escuchar lo que los jóvenes, en particular, tenían que decir».

Hoy la realidad nos muestra que no tiene sentido experimentar con animales. Hoy en día, gracias a los avances en la ciencia hay métodos que se han demostrado muy efectivos, como pruebas sofisticadas que usan células y tejidos humanos, técnicas avanzadas de modelado informático y estudios con voluntarios humanos.

Si la mayoría de las personas optaran por el veganismo, se generaría un cambio total en la sociedad, ya que se estaría ejecutando un aporte elocuente hacia los animales y su bienestar.

Como se anuncia al final del cortometraje de Ralph a través de una frase contundente: “Ningún animal debería morir y sufrir en nombre de la belleza”.

Ver también:

MÁS EN Ecología