5 ideas para vivir una vida más ecológica

Día a día cobramos más conciencia sobre nuestro paso por la tierra y su impacto. Y cada vez son más las personas que optan por llevar una vida más ecológica. Sin embargo, muchas veces nos abruma todo lo que debemos hacer para vivir una vida más ecológica.

¡Pero no te angusties! No tienes que abandonar todo e irte a vivir a la montaña, con tan solo adoptar algunos nuevos hábitos reducirás notablemente el impacto ambiental y verás que no tienes que cambiar mucho en tu vida para lograrlo.

Aquí no sólo te compartiremos una guía sobre cómo vivir una vida más ecológica y además un paso a paso de cómo llevarlo a cabo.

¿Cómo comenzar?

Lo primero que debes hacer para cambiar tus hábitos es evaluar los distintos aspectos de tu vida y cuales son las cosas más importantes que no puedes, en principio, cambiar. Ya sea porque hay cosas que directamente no puedes modificar o porque implicaría una transformación tan grande que podría desbalancear el orden de tu semana y las prioridades de tu vida. Y eso es algo que no queremos si lo que deseas es que estos hábitos duren.

Por ejemplo, puedes comenzar dividiendo las distintas áreas en las que puedes introducir pequeños cambios: hábitos alimenticios, modo de transportarse, trabajo, hábitos domésticos, vestimenta, etc. Como verás existen múltiples y diversos aspectos que pueden ser mejorados para minimizar el impacto.

¿Cómo seguir?

Aquí te dejamos 5 ideas para que puedas comenzar a vivir una vida más ecológica.

  1. Generar menos residuos. Este es uno de los primeros pasos para poder vivir una vida más ecológica y que tiene un gran impacto ambiental. Además es uno de los hábitos más fáciles de adoptar. Consiste en separar entre residuos orgánicos y reciclables. Para aprender más: Separación de residuos en casa ¿por qué es importante?
  2. Cambiar plástico por vidrio. Al optar por recipientes y contenedores de vidrio colaboras con la reducción de consumo de plástico. Además, todos pueden ser reutilizados y reciclados. Existen también otras alternativas al papel plástico para envolver las sobras de las comidas. Por ejemplo: Envoltorios de cera
  3. Cambiar papel por tela. Puedes cambiar las servilletas de papel o pañuelos descartables por sus opciones en tela, que puedes lavar y reutilizar.
  4. Optar por la ropa usada. La industria textil es una de las mayores contaminantes del medio ambiente. Seguir las tendencias del fast fashion contribuye en la contaminación y la explotación de las personas y el medio ambiente. Una forma de ir en contra de esto es optar por la ropa usada. Existen diversos lugares dedicados a seleccionar ropa de segunda mano
  5. Reducir la huella de carbono. A la hora de transportarse trata de utilizar el auto lo menos posible. Ya el hecho de usar transporte público reduce significativamente la contaminación. Intenta caminar más o usar la bicicleta para cuando las distancias no sean muy largas.

Para ver más de esta sección:

MÁS EN Ecología