Cepillos de bambú una alternativa sustentable

Foto: AmericaTV

El plástico es uno de los mayores contaminantes del planeta. Uno de los objetos de corta vida y que está hecho a base de este material son los cepillos de diente, es por eso que queremos contarte por qué los cepillos de bambú son beneficiosos y el impacto positivo que tienen para el planeta.

¿Qué es el bambú?

El bambú es una planta que crece más rápido que los árboles, emite oxígeno, sirve como alimento, pero lo mejor de todo es que es el reemplazo perfecto del plástico y al reemplazar la madera tradicional por el bambú, minimiza la tala de árboles.

El bambú es por sí solo un elemento decorativo, pero también, sirve para fabricar pisos, vigas, cartón, papel, telas, carbón, vino, té, cerveza, volantes de auto, bates y elementos para distintos deportes, gafas y hasta cepillos de dientes.

Cada año, 8 millones de toneladas de plástico acaban en el fondo marino. De estos residuos plásticos, el 1% son cepillos de dientes desechados así lo asegura el portal web de residuos profesional. (ver Residuos Profesional)

¿Cuánto duran los cepillos de bambú?

Un cepillo de bambú tiene la misma durabilidad que un cepillo tradicional, de 2 a 3 meses, pero al conocer sus ventajas entenderás que este es el momento justo para que cambies de cepillos.

¿Por qué debes comprar cepillos de bambú?

Ya que por el uso y la venta de este se ha popularizado los puedes conseguir a un buen precio en los supermercados y tiendas. Porque el bambú es antibacteriano por naturaleza, está pieza es un tesoro que beneficia nuestra higiene bucal.

Una de las razones más importante es que es biodegradable, o sea tarda en descomponerse 6 meses, un cepillo de plástico dura en degradarse más de 300 años.

Sigue siendo útil para nuestros dientes, usar un cepillo de bambú no entorpece la limpieza, cumple el mismo papel que un cepillo tradicional.

Si tu meta es no usar plástico en casa, esta es una opción sostenible que ayuda a nuestro planeta.

¿Cómo reciclar un cepillo de bambú?

Tal y como lo plantea la página de iniciativa ambiental y deporte Plugging Revolution se puede hacer en dos sencillos pasos:

PASO 1: Remueve y desecha las cerdas del mango.
Primero, debes separar las cerdas con una pinza y depositarlas en el contenedor destinado para residuos plásticos.

PASO 2: Desecha o reutiliza el mango de bambú.
Queremos asegurarnos de que el mango de bambú 100% biodegradable se convierta en un elemento compostable para nuestro medio ambiente. Asegurémonos de desecharlo correctamente en el contenedor donde se deposita la basura orgánica.

¿Qué otros usos podemos darle a nuestros cepillos de bambú?

Podemos reciclarlos en casa como compostaje para nuestras plantas, para limpiar las juntas, zonas de difícil acceso o los zapatos, también podría servir para hacer manualidades, hacer leña ecológica, todo hace parte de la imaginación y las necesidades que este pueda cubrir en casa.

Otros datos

  • El bambú tiene mucha más resistencia y flexibilidad que la madera.
  • El bambú puede crecer más de 30 metros de alto.
  • Es bien sabido que el bambú ayuda a la reducción de gases de efecto invernadero ya que absorbe CO2.
  • En América el bambú es conocido como guadua, caña de guayaquil o caña de guadua.
  • Previene la erosión del suelo.
  • Gracias a su versatilidad al bambú se le han dado más de 10.000 usos.
  • El bambú es fundamental para el cambio climático.
  • El bambú es considerado un pasto.