Todo lo que debes saber si estas embarazada y tienes mascotas

Foto: Freepik

Las mascotas ya son parte de nuestra familia, se han convertido en integrantes de ella y ante cualquier cambio estamos pendientes de cómo podrá afectarlos y qué debemos hacer en función de su bienestar. Por esta razón, hoy vamos a hablar de todo lo que debes saber del embarazo y las mascotas.

En primer lugar, lo que debes saber es que para los niños tener una mascota es muy importante, no solo en cuanto a compañía, cuidado e incluso autoestima, sino que también ayuda a fortalecerles el sistema inmunológico y colabora en reducir las posibilidades de que desarrollen alergias.

Ahora bien, existen algunos riesgos a la hora de estar gestando un embarazo o tener un bebé que deben ser tenidos en mente para evitar enfermedades y otros posibles riesgos para vos y tu bebé.

¿Qué debo hacer si estoy embarazada y tengo mascotas?

  • Asegurarse de que tu mascota esté al día con las vacunas, desparasitaciones y tenga un buen estado de salud.
  • No dejar que su mascota lama los espacios donde comes o cocinas.
  • Que la persona embarazada no sea la encargada de limpiar las heces de la mascota.
  • Lavarse siempre las manos luego de jugar o acariciar a su mascota.
  • Prepara a tu mascota para la llegada de un nuevo integrante. Asegúrate de que no muerda o salte.
  • Si su mascota es muy apegada es importante que aprenda a no ser el centro de atención para no desarrollar celos del bebe.

¿Qué enfermedades me pueden contagiar mis mascotas?

En general, si tu mascota recibe chequeos periódicos de su veterinario no deberá temer, pero es igualmente importante tener en cuenta la siguiente información:

  • Los perros pueden transmitir parásitos, pero en su caso son inofensivos para la persona embarazada.
  • Los gatos, en cambio, aumentan el riesgo de que la persona embarazada se contagie de toxoplasmosis.

¿Qué es la toxoplasmosis?

Se trata de una enfermedad infecciosa causada por el protozoo Toxoplasma gondii. Este protozoo puede vivir en las células humanas y de animales y pasar desapercibido, sin embargo durante el embarazo puede provocar dolores de cabeza y musculares de la persona embarazada. Y, también, si atraviesa la placenta puede influir negativamente en el desarrollo del bebé ocasionándole daños irreversibles.

Para ver más sobre embarazo:

MÁS EN Embarazo