Todo lo que debes saber sobre las fantasías sexuales

Las fantasías sexuales son algo completamente normal y natural en la vida de las personas. Se trata de imágenes mentales que despiertan el deseo sexual de una persona al crear excitación sexual. En este sentido constituyen una parte fundamental de la vida de una persona aunque solemos desconocer o evitar conversaciones al respecto.

También te puede interesar Mente + Cuerpo = Orgasmo

¿De dónde vienen?

Una fantasía sexual puede provenir de recuerdos de experiencias como también puede ser creada por la imaginación. Ellas pueden aparecer automáticamente o a partir de estimulación externa que despierte el deseo sexual. Existen distintos tipos de estimulantes sexuales que pueden promover los pensamientos eróticos, como por ejemplo una película, literatura, juguetes sexuales o incluso una persona que deseas.

El contenido de las fantasías sexuales está sumamente conectado con nuestra personalidad e historia. Sobre todo, algunxs expertxs aseguran, que mucho del contenido de nuestros pensamientos eróticos tienen que ver con nuestras primeras experiencias sensuales durante la adolescencia.

¿Qué rol cumplen?

Las fantasías sexuales o los pensamientos eróticos cumplen un rol fundamental en el disfrute del sexo, ya que constituyen el enlace entre la mente, el cuerpo y las emociones. De esta manera fomentan y potencia el disfrute y el placer sexual.

A su vez, en un análisis profundo de nuestras fantasías podemos averiguar qué nos gusta y qué deseamos. Por esta razón, no debes reprimirlas, sino más bien debes dejarla fluir en tu mente para descubrir qué es lo que más te excita. Es más, esto también puede tener beneficios en tu autoestima ya que en las fantasías de tu mente evitas las autocríticas.

Por último, si logras descubrir qué es lo que más disfrutas en tus sueños y te animas a compartirlos con tus parejas probablemente se conviertan en realidad.

¿Qué tipo de fantasías sexuales existen?

Entre las más comunes existen: los trios y el cambio de parejas. También estan las fantasias sexuales de tener sexo en lugares públicos o con unx desconocidx. Otras tienen que ver con juego de roles o experimentación con prácticas eróticas como las BDSM. Sin embargo, cada imaginación es un universo en sí mismo y por eso seguro existen diversas y múltiples fantasías en cada persona.

MÁS EN Sexo