¿Cómo abrir la pareja?

Abrir la pareja es una pregunta que puede surgir en cualquier momento de la relación, tanto si recién comienzan, como si ya llevan varios años juntxs. Por esta razón, los motivos por los cuales se llega a considerar plantear cambiar los términos de la relación son múltiples y diversos. En definitiva, hay tantos tipos de parejas como personas en el mundo ¿no es cierto?

Entre los motivos más comunes, está la pérdida de pasión e interés luego de compartir muchos años juntxs. Puede ser que se siga valorando la compañía del/la otrx, pero que, a su vez, se quiera experimentar también el deseo y la pasión con otra persona por fuera de la pareja, ya que luego de muchos años puede ser que se haya perdido el interés y la curiosidad sexual. Esto puede ser un modo de revivir el fuego perdido, o también un paso intermedio antes de la separación. Todo depende de cómo se asuman los términos de la propuesta y qué suceda una vez abierta la relación. Porque también puede ocurrir que sea algo que experimenten juntxs, por ejemplo en un trío o intercambio de parejas y en este caso es algo que implica el compromiso de hacerlo juntxs.

Hay muchas parejas que hoy en día eligen este formato de pareja desde el comienzo, ya sea porque son incompatibles con lo que propone la monogamia, o por necesidades que tienen que ver por ejemplo con el tipo de vida que tienen. Este es el caso de parejas que pasan mucho tiempo separadas. También hay casos donde las parejas asumen una posición política – se podría decir – respecto del amor y las relaciones. Muchas personas dicen no estar de acuerdo con que se puede amar una sola persona y se declaran poliamorosos, y otras que ven en las relaciones monógamas una extensión de la noción de propiedad privada a la cual se oponen.

Sea cual sea el motivo la clave para una buena relación es poder hablarlo todo, sin miedo y asumiendo las responsabilidades y consecuencias. 

 

MÁS EN Vínculos