¿Quién fue Divine? La historia de la gran estrella drag queen.

Foto: Yaconic

La prensa y los expertos en medios la catalogan como transgresora, alocada, provocadora, atrevida, y una personalidad que definió la cultura “Camp”, y es que Divine, personaje drag creado en los 60s por Harris Glenn Milstead a manera de exteriorizar su personalidad y personificarla, golpeó con fuerza la cultura del momento y se convirtió de inmediato en referente del movimiento queer y de drag queen del momento, hasta nuestros tiempos.

¿Quién era Divine?

Foto: Cartelera

Oriundo de Baltimore, Maryland, y tras años infernales en la secundaría –de acuerdo a Álex Ander en su publicación Divine, La Historia de la Mujer Más Hermosa del Mundo (casi)- producto del bullying por su peso, Milstead desplegaría su enorme capacidad histriónica en áreas como la actuación, la pintura o la escritura.

Pero fue la llegada de John Waters –su gran amigo de la infancia- y los dreamlanders, lo que provocaría un evento sin retorno en su vida. Esta fusión dio paso al mundo del drag, sus primeros roles de actuación, y asimismo, a su verdadera identidad sexual como gay, lo que, además, causaría distancia con sus padres por varios años.

Foto: Bio Bio chile

Este grupete, conocido como los dreamlanders, no era más que el elenco y el equipo de performers que Waters usaba en sus filmes. El término provenía del nombre de su compañía de producción, Dreamland Productions. La línea original estaba formada por “los chicos malos de los suburbios” y por amigos del su nativo Baltimore, incluyendo a Milstead.

Para entender a Divine, hay que saber descifrar a sus personajes en la pantalla: roles bizarros, potentes y muchas veces demoledores. Personajes algunas veces “repulsivos” para las normas establecidas de la sociedad de aquel momento.

Foto: Screen Queens

Así entonces, bajo el sombrero de Waters, quien con el tiempo se perfilaría como uno de los realizadores más aclamados del cine de culto, Divine comenzó a participar en sus filmes, de la mano de los Dreamlanders.

En entrevista a Shawn Thompson en los 80s, Divine se refirió a este grupo: “Tenemos un buen grupo de amigos y lo hacemos por nada. Somos buenos amigos, fuimos al colegio juntos. Nos juntamos las tardes de los domingos (…) y decidimos ir a la casa de John y hacer películas».

Foto: dreamlandnews

Fue ahí donde, Milstead y Waters, dieron rienda suelta a su creatividad, y el realizador no dudó en aprovechar sus excesos y que estos se vieran como “espeluznantes” para el estatus quo de los medios del momento.

Acto siguiente, Divine alquiló junto a Waters departamentos de lujo con personal para atender a todos sus amigos, dando paso a una época de excesos que complementaría la personalidad arrolladora de ambos. Todo esto acabaría una vez que el saldo negativo de Milstead llegara a niveles estratosféricos.

Tras esto, Divine debuta en el primer cortometraje de Waters: Eat Your Make Up (1968). En él, Milstead encarnaba una Jackie Kennedy que pateaba a supermodelos que eran secuestradas por la niñera de su novio.

Foto: El Mundo

Luego de su primer filme, le siguieron Multiple Maniacs (1970), donde Divine encarna a la dueña y operadora de una exhibición gratuita de diversas perversiones y actos fetiches. En él, Milstead protagoniza junto a varios del clan de Dreamland. La película tuvo una modesta gira con alguno de los protagonistas, entre ellos Divine.

Luego, en 1974 protagoniza Female Trouble, donde interpreta a una adolescente mimada que mata a sus padres, huye de casa y queda embarazada, para luego convertirse en una modelo obsesionada para un par de esteticistas.

Según una entrevista a Divine, su padre no se sorprendió, sino hasta el estreno de Pink Flamingos. Filme que es considerado opus magnus de la filmografía de Waters, por ser la precursora del cine trash e independiente en USA. En ella, Divine interpreta a una chica incorrecta que vive con su madre e hijo en una caravana y que acaba de ser nombrada la persona más inmunda del mundo por un periódico local.

El filme fue catalogado para mayores de edad y no apto para sensibles, especialmente por su escena final, la más recordada, donde Divine come excremento de un perro. Milstead aseguró en una entrevista que tras la escena quedó muy preocupado, por lo que llamó al hospital para ser chequeado, y que para no pasar vergüenza, preguntó por las implicaciones de comer excremento de perro, e inventó que su hijo lo había hecho mientras estaba jugando en el jardín.

Foto:  The Guardian

Tras Pink Flamingos, los padres de Milstead se mudaron a Florida por nueve años para no tener que verse con él, pero paralelamente Divine ganaba seguidores, quienes aplaudían la ópera de “mal gusto” que protagonizaba. Por primera vez la empezaron a llamar para presentaciones y apariciones en público, entrevistas, y los estrenos de sus películas comenzaron a tener coberturas por parte de la prensa especializada.

Milstead actuó como Divine en más de diez filmes oficiales, también en cortometrajes y en otros papeles. También en obras de teatro como Mujeres detrás de Barras (1976) o The Neon Woman (1978).

También incursionó en la música, grabando 11 álbumes de género disco, con shows de temática cabaret. De hecho, su música goza de gran repercusión dentro del circuito independiente y de un seguimiento de culto.

El actor ofreció una de sus últimas entrevistas a Brenda Thornlow, responsable del libro “Mi vida como la conocí”, donde destacó que sólo tuvo la oportunidad de interpretar papeles de mujeres, y lo calificó de desafortunado.

El intérprete declaró en otras oportunidades que no quería ser recordado sólo como un hombre que se vestía de mujer frente a las cámaras. Es por eso que luego de su actuación en Hairspray y Out of the Dark -donde participó sin el papel de drag queen- aceptó el papel que le ofrecieron en la comedia de Fox Casado.. Con Hijos.

Según declaraciones de su manager Bernard Jay, “nunca había visto tan feliz” a Milstead. El ejecutivo destacó que su carrera estaba en ascenso y que el papel en la serie de TV terminaría de consolidarlo. Pero el 7 de marzo de 1988 el actor murió inesperadamente mientras dormía a causa de insuficiencia cardíaca, horas antes de iniciar las grabaciones de la serie.

En biografías póstumas, su grupo de amigos coincidió en algo: Milstead no era ni cerca la persona que interpretaba en los filmes donde se vestía de Divine, y que realmente estaba comprometido con su carrera en la industria.

El actor fue enterrado en su natal Baltimore, Maryland. Al funeral asistieron cientos de personas, entre ellas Waters, amigos y familiares, quienes se reunieron para presentar sus respetos. La ceremonia fue dirigida por el reverendo Leland Higginbotham, quien lo había bautizado en la fe cristiana años atrás, y según se documentó, dijo: “Glenn nació antes que los derechos civiles, antes que los derechos de los homosexuales y los derechos de la mujer. Dios no quiere a personas fotocopiadas por una máquina Xerox. La tragedia consiste en que Glenn fue directamente arrancado justo cuando se estaba convirtiendo en quien realmente era y el mundo nunca verá cómo aquella flor podría haberse revelado”.

 

Fuente

 


Continua leyendo: