Bachillerato en España: el nuevo currículo enseñará derechos LGBTIQ+

Foto: ABC

A partir de una iniciativa de la actual ministra de educación Pilar Alegría, el bachillerato en España tendrá un nuevo currículo que enseñará derechos LGBTIQ+. Se trata de un proyecto que busca la inclusión de nuevas asignaturas como: Historia de España y la Educación en valores éticos y cívicos. Estas tienen como objetivo ofrecer a los estudiantes una visión más abarcativa y democrática del proceso político español y la enseñanza de los valores que sostienen la democracia.

Estamos hablando de un proyecto que busca transformar el modelo educativo tradicional de carácter enciclopédico hacia uno que tienda al desarrollo de las competencias de los estudiantes, haciendo especial énfasis en la lucha por la igualdad.

El nuevo currículo busca por un lado, corregir el déficit histórico respecto de la dictadura y el golpe de Estado y, por el otro, ofrecer a los alumnos conocimientos que puedan relacionar entre sí y usar significativamente en el presente. Dos objetivos que apuntan tanto a reformular los contenidos que se enseñan, pero, también, al modo en que se aprende y su utilidad.

Foto: FLGBT

La idea es que los jóvenes puedan analizar el papel que han tenido las creencias e ideologías en los procesos políticos y en los avances antidemocráticos, con el objetivo de que aprendan sobre experiencias traumáticas y muy dolorosas de la historia española. Por esta razón, se hará especial hincapié en la Guerra Civil y franquismo, en donde las disputas sociales y políticas adquirieron un nivel de violencia que debe ser comprendido y estudiado con rigor para que no se repita.

En este sentido, se fomentará a los profesores a enseñar las reformas estructurales que se dieron durante la II República y la reacción antidemocrática que sufrieron, pero sin hacer uso de las figuras retóricas como: la decadencia española tras el fin del imperio colonial.

Otros de los puntos de este nuevo currículo es la inclusión de la historia de lucha por los valores y libertades democráticas. En este sentido, se estudiará la diversidad de identidades, especialmente aquellas relacionadas con el nacionalismo y con los sentimientos de pertenencia. Para que los alumnos puedan comprender el lugar que ocupan las identidades en los procesos políticos – como en la construcción de Estado-Naciones – y aprendan a respetarlas y puedan convivir con la existencia de múltiples identidades, símbolos y pertenencias.

Se incorpora, a su vez, el estudio del proceso de modernización del país, que tiene como objetivo ofrecer una mirada crítica sobre la noción de progreso. El objetivo es que los alumnos puedan evaluar el crecimiento económico, la distribución de la riqueza y los efectos ambientales en la modernidad.

Por último, un eje central de la asignatura que atraviesa todo el currículo es la necesidad de otorgarle un papel principal a las mujeres y movimientos feministas que lucharon contra la desigualdad. El objetivo es que los jóvenes comprendan las estructuras sociales que determinan la dominación, el control, la subordinación y sumisión en la sociedad. En este sentido, se hará especial hincapié en el rol de las mujeres que se enfrentaron a las barreras que imponía la desigualdad de género.

Foto: EL Aventino

Esta nueva curricula debe sevir para que les jóvenes tomen conciencia sobre la desigualdad y al discriminación que se viven en la sociedad. Y puedan comprender cabalmente los problemas de violencia y explotación que sufren las minorías. Para eso se les enseñará sobre los derechos LGBTIQ+ y la importancia de respetarlos. Este tema se piensa en conjunto con el respeto de otras identidades, por lo que se abordará en conjunto con el multiculturalismo y el respeto a otras religiones.

Se trata de una iniciativa que tiende hacia la construcción de una ciudadanía respetuosa de los valores democráticos, los derechos de las minorías y la convivencia respetuosa de todas las identidades y culturas.

Foto: infoVaticana

Seguir leyendo: