Guido Moran «Es hora que los artistas latinos podamos comenzar a tener voz en la diversidad»

Guido Moran es músico, actor y productor. Hablamos de su nuevo disco y su búsqueda por romper la sobre representación heterosexual en la industria musical.

Estás trabajando en tu nuevo disco ¿nos puedes contar un poco lo que estás preparando?

Estoy apunto de lanzar Random Boy, que es el segundo single de mi disco República del Karma. La verdad que es un tema que en lo personal me interpela un montón porque es como uno de los primeros temas que siento que cuento como soy. Y por otro lado, es un poco un canto al empoderamiento de ser quien unx quiera hacer.

Me gusta mucho esto que dices de empoderar a que cada unx sea quien quiera ser y recordaba que también has comentado que buscas romper un poco con representaciones heterosexuales en el mundo de la música.

Creo que es hora que los artistas latinos podamos comenzar a tener voz también en la diversidad. Si bien hay muchos exponentes que han abierto la puerta para que hoy exista un Random Boy, como Ricky Martín, como Pablo Vittar en Brasil me parece que es muy importante también comenzar a hablar sobre qué nos pasa a los latinos en la música con la diversidad. Que es un tema que cuesta mucho, en determinados géneros, poder abordarlo y charlar. Y me parece que plantearlo e interpelarnos y comenzar a nombrar las cosas como son, para que podamos ser libres también desde lo artístico, es decir, como artistas poder ser nosotros. Me parece que es totalmente coherente al cambio que está sucediendo a nivel mundial con la temática. Y creo además, que es muy importante estar a la vanguardia de eso siempre, porque es liberador y creo que el objetivo del arte en general y de la cultura es ser quienes más somos. Y eso significa ser libre y me parece que hablar de libertad en el mundo de hoy es muy importante.

Tu, además, diriges y produces a artistas más jóvenes ¿esto es algo que les transmites a ellxs también?

Creo que mi rol un poco con otros artistas es acompañarlos en su camino y por sobre todo que entiendan su identidad como tales. Creo que todos somos individuos, todos somos diferentes, todos somos únicos, y me parece que es muy importante que el artista también se aferre a esa llama única que tiene, y que sea totalmente personal lo que hace y que lo identifique e interpele todo el tiempo; porque creo que es la única manera de poder sacar el mayor potencial que tiene un artista. Sobre todo, porque considera que más que para otro es importante que sea útil para él. Creo que el arte, la música, es una expresión muy potente y creo que si no sale de un lugar genuino, de un lugar sincero sobre quiénes somos es algo que no va a tener mucha sustancia.

Sobre esto último que mencionas ¿qué es lo que más te representa a tí en este nuevo disco?

Lo que más me representa de República del Karma, es que más allá que la República está puesta en un contexto de una historia de ficción, ella habita en mí, como habita en cada persona. Pero entendiendo el Karma como aquello que nos pasa en el presente inmediato basado en las decisiones que hemos tomado antes. Y me parece que tiene que ver con eso ¿no? Con empezar a tratar de tomar decisiones que tengan que ver más con el amor que con el miedo. La República del Karma es la que tenemos internamente y con la que convivimos todos los días para poder lograr un espacio nosotros – primero – que sea felizmente habitable y que no sea algo que nos interfiera en nuestro camino.

Por último, ¿cuál es tu tema favorito?

¡Qué difícil! Es difícil porque un tema es como un hijo para uno, cada uno tiene su particularidad, cada uno tiene su objetivo, cada uno tiene su utilidad, cada uno tiene su estética, cada uno tiene su alma y me parece que cada tema representa un montón de mí. Y si tuviera que decidirme por uno sería imposible porque estoy conociendo y aprendiendo y queriendo cada parte de mí y cada tema es un poco de eso.

MÁS EN Entrevistas