Cosmética casera: haz tus propias mascarillas con ingredientes naturales

Foto: Pexels

Que el cambio climático sea ya un hecho incuestionable ha producido, entre otras cosas, que los seres humanos seamos más conscientes de lo que conlleva un estilo de vida ecológico y sostenible. Una de las industrias que más ha evolucionado al respecto en los últimos años es la industria de los cosméticos, sobre todo debido a la alta demanda de clientes que exigen nuevos productos libres de testeo animal y en línea con el medio ambiente.

En este contexto, ha surgido una nueva tendencia en la que los productos naturales están cogiendo ventaja a los industriales, y son cada vez más las personas que fabrican su propia cosmética.

La situación de pandemia, en la vivimos actualmente, nos ha enseñado, entre otras cosas, que podemos sobrevivir sin la necesidad de comprar productos cosméticos, y a utilizar ingredientes caseros como el aguacate o el pepino.

Mascarillas naturales para el pelo

Foto: Garzia

Mascarilla de yogurt

Para fabricar este producto solo es necesario:

  • yogurt
  • la clara de dos huevos y
  • un poco de zumo de limón.

Tan fácil como mezclar todos los ingredientes y aplicarlo al cabello. El tiempo de actuación es de unos 15 min, para después aclarar el pelo con bastante agua. También existe una variante a la que se le añade miel.

Con esta mascarilla conseguiremos un efecto anti-encrespamiento e hidratante, ya que los yogures contienen altas propiedades humectantes.

Mascarilla de plátano

Esta fruta es ideal para realizar productos destinados a cabellos secos y con las puntas abiertas. Además, también podemos usar (otra vez) miel para agregar un brillo extra a nuestro pelo.

Es recomendable usar un plátano maduro y tan solo una cucharada de miel, y dejar actuar la mascarilla durante, al menos, una hora para conseguir el efecto deseado.

Mascarilla de aguacate

Las ‘grasas buenas’ que contienen los aguacate resultan ideales para reparar el cabello dañado, así como su gran aporte en vitamina B, hierro y calcio.

Para esta mascarilla serán necesarios:

  • aguacate
  • un huevo y
  • un poco de aceite de oliva.

 

Se recomienda sobre todo en cabellos débiles y con tendencia a la caída.

Para disfrutar de todos sus efectos se debe dejar actuar por 40 min y usarla unas 2 veces por semana.

Mascarillas faciales caseras

Foto: Mejor con salud

Mascarilla de melocotón.

Tan solo usando un melocotón maduro y un huevo podremos fabricar esta mascarilla facial para reafirmar el rostro.
Su tiempo de aplicación es de 20 min y es muy importante retirarla con agua fría.

Mascarilla de manzanilla.

Destinada a eliminar el acné y para rostros sensibles. Es necesario una bolsita de infusión de manzanilla, cilantro y el líquido de un tallo de aloe vera.

En solo 15 min podrás retirarla y eliminarla con agua templada. También puedes aplicarte directamente las bolsitas de la infusión calientes sobre la cara para lograr una sensación de calma y alivio.

Mascarilla de naranja.

Para esta mascarilla será necesario la ralladura de una naranja, un yogurt y dos cucharadas de avena. Las propiedades de la naranja harán un efecto cicatrizante y además eliminará los excesos de grasa de la piel. Por supuesto también te aportarán un extra de vitamina C.

Deja actuar la mascarilla por 15 min y retírala con agua tibia.

Mascarillas corporales para todo el cuerpo

Mascarilla de azúcar y aceite

Resulta una de las recetas más fáciles. Añade dos cucharadas de azúcar y otras dos de aceite de oliva, aunque este se puede sustituir también por aceite de coco. El modo de empleo es mediante un ligero masaje por la piel, ya sea rostro, manos, piernas, etc.

Deja actuar unos minutos y después habrás conseguido un efecto exfoliante que habrá eliminado los restos de piel muerta.

Mascarilla de miel y canela

Ideal para lograr pieles tersas y sin manchas. Dos cucharadas de miel, una de canela y un poco de zumo de limón serán más que suficientes para lograr una piel limpia.
Fácil y rápida, tan solo requiere de 20 min de aplicación.

Mascarilla de avena

Tener hidrata la piel es uno de los rituales de belleza más comunes y necesarios. Precisamente, es la avena uno de los ingredientes que más hidratación aportan. Añade en un bol con trozos de grano de avena, media taza de azúcar grueso y un poco de aceite de oliva.

En unos 20 minutos habrás conseguido el efecto de suavidad deseado.

La elaboración de todas estas propuestas no requiere de más que los propios ingredientes por lo que resulta un método casero y barato para realizar nuestras propias mascarillas. Los rituales de belleza son cada vez más accesibles y respetuosos con el medio ambiente. Da un paso al frente y convierte tu cocina en un laboratorio de cosmética.

 


Continua leyendo